Tratamiento y prevención

El tratamiento de la leishmaniosis canina es largo y complicado y sólo resuelve los síntomas. El animal, si es diagnosticado y tratado a tiempo, recupera su calidad de vida, aunque permanece infectado y positivo a leishmania.

Por ello, la forma más barata y eficaz de control de la leishmaniosis en los perros, es proteger frente a la picadura de los flebotomos que son los transmisores de la enfermedad, colocando a los perros collares Scalibor impregnados con deltametrina.

Además hay que tomar algunas sencillas precauciones como:

  • Limitar los paseos nocturnos con el perro en la época de mayor incidencia.
  • Poner mosquiteras de malla fina y dejar que el perro duerma en casa durante las horas nocturnas.

Siguiendo estas indicaciones, limitaremos las posibilidades de que nuestro perro pueda contagiarse.

Acude a tu veterinario de confianza para que te aconseje sobre cómo proteger a tu perro de esta grave enfermedad y para que proceda a realizar las analíticas pertinentes de forma rutinaria para verificar que el animal no haya sido infectado.